Slide toggle

Observación de estrellas

La brisa de los vientos alisios, y la inversión térmica que generan, impiden la formación de nubes. Por eso, los cielos de las Islas Canarias son los más limpios y claros de Europa.

Además, están protegidos por la Ley sobre la Protección de la Calidad Astronómica de los Observatorios que controla la contaminación lumínica, radioeléctrica y atmosférica, y regula las rutas aéreas para que nada entorpezca la observación de los astros.

Desde el Chache, mirando hacia el sur, son especialmente bonitas las noches sin luna en verano, cuando se puede ver la región más deslumbrante de la Vía Láctea.

Sobresalen dos constelaciones típicas de esta estación en el hemisferio norte: Sagitario y Escorpión.

Brilla resplandeciente la estrella principal del Escorpión, Antares, de color rojizo. Reconocer ambas constelaciones es muy sencillo: Sagitario parece una tetera, y Escorpión, el insecto homónimo de larga cola.

Con prismáticos se tiene una gran visión de campos de estrellas en la Vía Láctea.

About the Author:

show